Cámara IP a batería SAFIRE SFIPCU003BAT2W


Cámara IP a batería SAFIRE SFIPCU003BAT2W

N.º de producto: SFIPCU003BAT2W

Existencias

123,42
Iva incluido
Envio gratuito por compras superiores a 150€


Cámara IP Safire totalmente inalámbrica y autónoma. Instalación sin cables gracias a su conexión WiFi y su batería recargable. Detector PIR real para eventos. Gran ángulo de visión de 125º en resolución Full HD 1080p y visión nocturna mediante IR. Audio bidireccional. Posibilidad de grabación integrada en la propia cámara mediante tarjeta Micro SD y/o en servicio Cloud. Apta para exterior.

La mejor cámara IP para usuarios sin experiencia, sin cables ni instalación, autoinstalable. No precisa de cableado de alimentación debido a que funciona mediante una batería recargable de ión litio de larga duración (autonomía de hasta 3 meses). La batería es extraíble y reemplazable. La comunicación IP se realiza mediante conexión WiFi a la propia red del usuario (soporta 2.4 GHz), por lo que también permite prescindir del cable de red.

Un detector PIR real integrado en el frontal de la cámara se encarga de detectar a personas y animales, eliminando las falsas alarmas generadas por el entorno, como insectos, plantas o cambios de iluminación. El sensor PIR se encarga de gestionar la actividad y la transmisión de vídeo de la cámara, que se mantienen en reposo hasta captar una detección o también cuando se solicite acceso desde la aplicación móvil. De este modo es como se logra la gran autonomía de la cámara.

En cuanto a la imagen, se basa en un sensor 1/4" 2 Megapixel que ofrece una resolución Full HD de 1080p a 25 FPS. Lente fija gran angular de 2.2 mm con un campo de visión diagonal de 125º. LEDs infrarrojos que se activan automáticamente y proporcionan una imagen nítida a 0 Lux (oscuridad total) a una distancia máxima de 7.5 m.

Las cámaras de seguridad profesionales suelen grabar la imagen de forma continua por lo que requieren de un grabador con disco duro para almacenar una gran cantidad de datos. La cámara Safire está diseñada para captar eventos de movimiento real y reducir el almacenamiento necesario. Utiliza un códec Smart H.264 de alta eficiencia que reduce el volumen de datos generados hasta un 50% respecto al habitual H.264. Está dotada de una ranura para tarjeta micro SD de hasta 128 GB con la que poder almacenar los eventos durante varios días. Igualmente, Safire, desde su app, dispone de un servicio de almacenamiento de estos eventos en su nube bajo suscripción. Al adquirir la cámara se incluye un periodo de prueba gratis para este servicio.

En el apartado de audio, la cámara consta de micrófono ambiental y altavoz, mejorados con un filtro de ruido. Audio bidireccional para comunicar entre la cámara y la app Safire.

En cuanto a la comunicación remota, para poder acceder a la cámara desde cualquier lugar, es totalmente Plug & Play mediante la app móvil Safire Home, disponible para iOS y Android. Intuitiva y sencilla, esta app permite a cualquier usuario añadir la cámara mediante WiFi en cuestión de segundos. Una vez encendida la cámara, la app la detecta y solicita al usuario la contraseña de su red WiFi, estando lista para su uso de inmediato. Incluye servicio P2P para conectar desde fuera de la red WiFi sin necesidad de abrir puertos ni recurrir a servicios de DDNS. La cámara se puede integrar con sistemas de domótica o Smart Home como Google, Alexa o la app de automatización IFTTT. También es compatible con AJAX.

Carcasa resistente al agua según protocolo IP65, puede ser usada tanto para interior como para exterior. Soporte magnético para techo o pared. Una vez instalado el soporte en el lugar deseado, la cámara se puede desacoplar fácilmente para proceder a la recarga de la batería cerca de una toma de corriente en la que conectar el cargador USB (incluido).

Examine también estas categorías: Página de inicio, IP CONSUMO